jueves, 24 de diciembre de 2015

Trabajando con los zapatos ortopédicos, plantillas personalizadas para problemas en los pies



Los problemas en los pies pueden ser los causantes de que no podamos disfrutar plenamente de la vida. Cuando sufrimos dolores o molestias de algún tipo, necesitamos una solución eficaz, que nos permita al menos sentir algo de alivio y mantener nuestro ritmo normal.

Hasta hace muy poco tiempo, la única manera de atajar estos problemas era usando zapatos ortopédicos. Este calzado para pies delicados ha servido a veces para corregir el modo en el que se pisa y determinadas afecciones como los pies planos. No obstante, estos zapatos de por si no solucionan los problemas ya que necesitan de plantillas adaptadas a cada caso, por lo que los profesionales en el cuidado de los pies han trabajado en busca de alternativas que cumplan las mismas funciones, pero eliminen estas molestias e incomodidades. La mejor de estas alternativas son las plantillas personalizadas.

Para diseñar unas plantillas personalizadas, el podólogo realiza un estudio exhaustivo de los pies. Analiza el modo en que se camina y corre, cómo se apoya el pie al hacer movimientos y hasta la forma que tiene la planta. Estos estudios, conocidos como examen biomecánico, se hacen con herramientas de precisión como las plataformas de presión, que escanean el movimiento completo del pie en todos los estados. De este modo se obtiene una informe detallado de cuáles son los problemas, presentes y futuros, de la salud de los pies.

Una vez que se cuenta con el análisis biomecánico completo, se empieza a trabajar en el desarrollo de unas plantillas personalizadas, adaptadas a cada caso en concreto. Solo así es posible solucionar movimientos de las articulaciones que se hacen mal, problemas de salud plantar y cualesquier otro detalle que afecta concretamente y de una manera única a la persona en cuestión, algo que los zapatos ortopédicos sin plantillas no pueden hacer por si solos.

Existen otras ventajas significativas por las que las plantillas personalizadas pueden ser una opción complementaria al calzado ortopédico. Además de estar diseñadas y fabricadas concretamente para una persona, lo cual es de por sí una gran ventaja, una plantilla puede sacarse de un zapato y ponerse en otro sin que esto revista ninguna dificultad. De este modo de protege la salud del pie y las articulaciones en todo momento.

Un buen podólogo deportivo o no, no se conformará con desarrollar las plantillas y dar por concluido su trabajo cuando las entregue. Tras unos días haciendo uso de ellas se asegurará de que con ellas se ha logrado el objetivo deseado. Por ello es importante que antes de plantearse cualquier compra de plantillas personalizadas, se trate con un profesional experto que se preocupe por mucho más que por vender un producto. Incluso en el caso de los zapatos ortopédicos esta debería ser una de las primeras cosas a tener en cuenta.


El cuidado de los pies es sumamente importante. Por ello conviene tener en cuenta que las soluciones de siempre, si bien es cierto que han tenido su utilidad, no tienen por qué ser las mejores. Las plantillas personalizadas con una buena muestra de todo se puede mejorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario